Influencia de la Mitología en la Ciencia

Gracias a Marvel, sus comics y posteriores películas, algunos cristianos se han enterado de la existencia de dioses que inspiraron sus personajes. Uno de ellos es Thor, desconocido para muchos hasta hace algunos años (vamos, que no era tan famoso antes de la película y el comic). En la Mitología Nórdica él es el dios del trueno, hijo de Odín (dios principal y quien representa la sabiduría, la guerra y la muerte), considerado el protector de la humanidad (aunque curiosamente muchos superheroes ya cumplen con este mismo papel) y garante de la fertilidad.

El punto es que, según datos de Daniel Torregrosa, Químico y divulgador científico (quien además tiene un blog buenísimo), "en 1828 el sacerdote y aficionado a los minerales de origen noruego Morten Thrane Esmark descubrió en la isla noruega de Løvøya un mineral negro que no pudo identificar. Se lo envió a su padre, Jens Esmark, profesor de mineralogía en Oslo, y este le remitió una muestra al químico sueco Jöns Jakob Berzelius, quien lo identificó como nuevo elemento en 1829 y le dio el nombre inspirado en Thor, el dios del trueno. El mineral era un ortosilicato de torio que ahora conocemos como Torita".

¡Pero cómo no lo supimos antes! Claro, el Número Atómico es 90, su masa atómica 232,038 y el símbolo Th: ¡El Torio! Metal radiactivo sólido que naturalmente lo podemos encontrar en forma de óxido en ciertos minerales. Es fuente potencial de energía nuclear y se usa en aleaciones junto con el magnesio, en filamentos eléctricos y electrodos, como catalizador, etc.

Continúa Torregrosa, "pero Berzelius no eligió el nombre de este elemento porque alguna de sus propiedades estuviera relacionada con el dios mitológico, como hemos visto en otras ocasiones. En realidad, Berzelius creyó descubrir en 1815 un nuevo elemento en un mineral que luego resultó ser un fosfato de itrio, un elemento, el Itrio, que ya había sido descubierto en 1794 por Johan Gadolin. Años después pudo darle el homenaje a Thor".

Tiempo después, en 1898, Gerhard Schmidt propuso, poco antes de morir, la radioactividad del Torio y a finales de ese mismo año Marie Curie lo confirmó.

¡A que no lo sabías!

Si quieres seguir recibiendo contenido como el que acabas de leer, completa el siguiente formulario.



Image designed by Freepik

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
1
¡Hola! ¿Como podemos ayudarte?
Powered by